10.12.09

EXTRA I: SEGUNDO JUEGO

EXTRA I: SEGUNDO JUEGO (FIC)

EXTRA: ENTREVISTA A KIM JAEJOONG

SUSEET: Hola chicas, aún a riesgo de tener un derrame, estoy aquí para entrevistar a Kim Jaejoong. Bienvenido.
JAE: ¿Ya era hora, Su-ya, sabes cuánto he esperado este momento? Ahhh (sonríe) Junsu, Yoochun y hasta Changmin no paraban de reírse de Yunho y de mí porque no habíamos tenido una.
SUSEET: (conteniendo la risa nerviosa) Lamento el retrazo. ¿Qué quería decirnos?



JAE: ¿Por qué me hablas tan formalmente?
JUNSU: (detrás de escena) ¿Noona, quieres que salga yo a hacer la entrevista?
SUSEET: ¡Junsu-ya, ya te dije que soy menor que tú! ¡Yo soy tu dongsaeng!
JUNSU: Ji, ji, ji
JAE: Ey! Esta es mi entrevista, ignora a Junsu.
SUSEET: Cierto, cierto. ¿Qué te parece tu personaje?
JAE: (ríe con esa carita de: “voy a decir algo inapropiado”) ¿Puedo decir la verdad?
SUSEET: (con miedo) Por supuesto…
JAE: Desde “El juego del Oscuro” he querido pegarle. A veces me desespera. Pero creo que lo que habla sobre mis hermanos es cierto. Realmente los quiero muchísimo. Ellos son muy importantes para mí.
SUSEET: (respira más tranquila) Fiuu, ahh era eso.
JAE: ¿Suseet-sshi, pensaste que diría algo más?
YUNHO: (detrás de escena) Hasta yo lo creí. Jae es capaz de decir cosas que nadie pensaría que diría en momentos poco apropiados.
YOOCHUN: Sip, así es nuestro Hyung y por eso lo amamos.
SUSEET: Bueno es fue todo.
JAE: (Escandalizándose) ¡¡¡¡Pero si no he dicho casi nada!!!!
SUSEET: (Tose) cierto, falto hacer que pidas a las fans que lean el fic.
JAE: (hace puchero) ¿Puedo hablar más?
SUSEET: (a punto de morir) Si… (se desmaya)

Entra Yoochun

YOOCHUN: Hi, yo seré el nuevo entrevistador. Jaejoong-sshi, dígame qué espera de su personaje?
JAE: MM, recuerdo que en la entrevista tuya pediste ser casanova. Yo también quisiera eso. Aunque…
YOOCHUN: ¿Qué piensas de la actriz que representa a Kimi?
JAE: Ah… pues…
CHANGMIN: (entra a escena) Tardas mucho, Hyung, fue por eso que Suseet-sshi no te hizo la entrevista.
JAE: ¡Ey! ¿Por qué están todos aquí?
JUNSU: También queremos salir en la tele. Hola, mamá, soy yo.
YOOCHUN: Yo también, mamá.
CHANGMIN: Se ven tan infantiles… Mamá, aquí estoy también.
YUNHO: Eh!! Yo también quiero intentarlo. Queridas fans, no olviden leer este fic.
TVXQ: SEGUNDO JUEGO.
JAEJOONG: Gracias por apoyarnos mucho.
SUSEET: Hasta la próxima.

TVXQ+SUSEET: ALWAYS KEEP THE FAITH


CLIC PARA IR A LA LISTA DE LINKS DE ESTE FIC
Recuerda comentar ^^...

4.12.09

ONESHOT: JUNTO A TI

JUNTO A TI
HÉTERO: FELIZ CUMPLE KLAU (그라우)

JUNSU:

Hay un largo silencio a mi alrededor. No de aquellos felices que te calma el alma y te hacen cerrar los ojos y recostarte en la persona que amas. No. El mío es frío.
Han pasado cerca de cinco horas desde que estoy sentado mirando la ventana. A mi lado, en una silla, reposa un gran osito beige con un corazoncito zurcido en su manita derecha. En el dice: “I LOVE YOU”.

El camarero pasa de vez en cuando y me mira con tristeza. Nadie me ha reconocido gracias a la gorra que llevo en la cabeza, propiedad de Jae hyung. Mi celular no ha dejado de vibrar desde hace 2 horas. Son mis hermanos, están preocupados por mí.

No puedo irme… quiero esperarte… Sólo a ti… el tiempo que sea necesario. Te esperaría mi vida entera…



Ayer, antes de una presentación, me escapé y fui a verte. Estabas tan linda con ese vestido azul cielo. Hasta puedo decir exactamente lo que dijiste. Siempre repaso tus palabras después en busca de algún código secreto que me indique que tú también me quieres. Tenía una nota quemándome las manos, ayer. Te la di, sonreí y salí corriendo. No esperé que la miraras, tenía tanto miedo, de tu rechazo, o de tus ojos preocupados por mí. No quería ver esos ojos ayer, Klau, yo quería ver tus ojos bañados por amor, amor hacia mí.

“Te quiero. Junsu”

Tres palabras. Tres muertes juntas. Mi corazón abierto en ese papel. Sólo para ti. Luego… un mensaje de texto en el que te citaba a las 3 PM en tu restaurante favorito. Te pedí que vinieras si sentías lo mismo por mí.

¿La respuesta es no?

Ha empezado a llover. Las gotas resbalan por el enorme vidrio que me separa de la calle. La gente corre afuera, se cubre con periódicos. Y Yo sólo puedo esperar. El osito también está triste. La manita con la que sostenía orgulloso su cartel ha bajado y hasta podría jurar que su cabeza se agacha para ocultar su dolor.

Me preocupa que todo esto arruine nuestra amistad. ¿Si la respuesta es no, sería tan malo seguir siendo amigos, Klau? Estoy seguro que dirás que si sería malo. Que me lastimarás si te veo con alguien más. Aún así… quisiera ser tu amigo. No lo niego, que mi corazón se desangrará, y aún así, roto, se arrastrará a tu lado, para cuidarte.

Aunque no haya un espacio para él junto a ti.
Aunque no pueda recostar mi cabeza en ti… aún así…
Quisiera quedarme junto a ti.

― Ya debemos cerrar, joven. –me dice el camarero con más tristeza.
― Claro.

Le pago los tres cafés que tomé, tomo al osito y salgo a la frialdad de la calle. La lluvia agita mi cabello y moja al osito que ahora si tiene agua en los ojos. Al igual que los míos, agua que no viene del cielo, agua salada nacida del dolor, de la desesperación, de la soledad.

Mi celular está sonando otra vez con aquella canción de los Muppets que tanto te gusta “Mahna, Mahna”. Tantas veces me hizo reír, pero esta vez es doloroso escucharla.

― Oh, Hyung ¿Qué sucede? –respondo tratando de calmar mi voz.
― Ya era hora. ¡Cuánto tardas en responder! Sabes que odio que no lo hagan –se quejaba Jae Hyung con cierta voz infantil. Escuché algunos movimientos y luego la voz de Yunho dijo:
― Klau está aquí desde hace dos horas. Tiene algo que decirte.
― Pero…
― ¡¡Ven ahora mismo!! –gritó Changmin algo divertido.

¿En casa?

El señor oso levantó la cabeza de nuevo mientras mi mano se agitaba en el aire buscando algún taxi. El gorro se movía demasiado, estaba seguro que de no tener cuidado terminaría en el piso, lejos de mí, y yo con muchas fans detrás de mí.

Un bondadoso taxista se apiadó de mí al verme empapado y me llevó hasta mi hogar. En la ventana vi a Yoochun esperando por mí. Mi corazón no podía más por la desesperación del momento. ¿Un sí o un no? ¿Qué me dirías? Corrí lo más rápido que pude. Yoochun se rió de mí y luego me dio algunas toallas, se llevó al osito para secarlo por su cuenta.

PUM PUM PUM

Cada vez latía más fuerte. Más y más.

PUM PUM PUM

Cuando entré, agachaste la cabeza. El piso desapareció, sentía que caía miles de metros hacia abajo hacia la oscuridad. Aún así, quería escuchar de su propia boca que nada sentías por mí. ¡Era realmente estúpido!

― Junsu, yo… lamento…
― ¿La… respuesta es no? –pregunté sin poder contener mi ansiedad –Dame una oportunidad, yo… yo realmente… te quiero mucho… por favor… –dije acercándome a ti.
― Escucha primero Romeo –escuché la voz de Yoochun.

Sonreíste y yo creí que me volvería loco por tantas dudas y tantos golpes en mi pecho.

― No vi tu mensaje hasta hace unas horas, fue cuando vine aquí. Creí que ya habías regresado. Traté de ir… pero tus hermanos me convencieron de quedarme a esperarte. Los cuatro estuvieron intentando llamarte, pero no contestabas.

“Dos horas… Traté de ir…”

Traté de ir…significaba que sí…. Entonces… yo… necesito una respuesta clara o me volveré loco. Por favor…

― Yo… también… te quiero… –susurraste emocionada, como si hubieras podido leer mis pensamientos, mis dudas, mis miedos.

Mi cabello aún goteaba, pero tú te acercaste a mí con pasitos lentos. Yo lo veía todo como desde otra dimensión, con el eco de tu voz viajando por todo mí ser despertando cada parte de mi alma. El contacto de tus manos con las mías fue un descarga de aquellas que te matan, que te retuercen de felicidad. Un chispazo inyectado a mi alma que todavía seguía atontada por tanta felicidad.

Una de mis manos rodeó tu espalda y la otra acarició tu rostro como si fueras una delicada pieza de vidrio, como si fueras un sueño en forma de una burbuja de jabón, suave, para no despertar nunca. Mis labios acercándose a los tuyos me confirmaron la certeza de todo, el no-sueño. Una realidad palpable y feliz.

Nuestra realidad feliz.

Sofocos, besos, y amor. Qué más puedo decir… Si cada mínima parte de mí se concentraba en ti. Éramos uno y yo era feliz por ser parte de ti.

Un cohete estalló en mi oreja. Yoochun entró a la sala con su risita algo temerosa. Lo miré primero sonriente y después entendí, aún sin palabras, el asunto.

― Junsu-ya, traté de llamarte, por favor… no te enojes…
― Tú… –mascullé fingiendo algo de enojo.

Yunho, Changmin y Jae salieron de la habitación algo arrepentidos.

― No creímos que no contestarías. Además empezaba a llover, cómo dejarla salir así –se disculpó Yoochun.
― Espérame un momento –te dije. Me sonreíste y apegándote a mí susurraste:
― Te quiero…–otra vez.
― Gracias, Klau –cantaron ellos en coro.

Pude darles algunos golpes. A Changmin no le dije nada, es peligroso. Después todos comimos un pastel que trajiste. Tenía escrito lo que ambos sabíamos. Lástima que no pude verlo mucho ya que Yunho hyung lo borró con su cuchara al tratar de probarlo.

― ¡Siempre hace lo mismo! Recuerdo mi bella sopa… –se quejó Jae –¡¡Junsu-ya, pégale!!

No sé cuanto tiempo pasó luego de tanta perseguirnos. Las risas de mis hermanos y las de Klau se juntaban formando una bella melodía. Estaba tan feliz que sólo podía cantar. Jae Hyung puso una película. Tú te sentaste a mi lado, en la oscuridad apegaste tu suave cabeza en mi hombro. Y yo recosté la mía en la tuya. Se sentía tan bien… el sonido perdió importancia al igual que la película. Yo sólo podía pensar en ti.

― Te quiero… –volví a decir y tu mano se enroscó en la mía.

Nunca soltaré esa mano… Jamás…


GRACIASSSS



NOTA: Feliz cumple, Klau ^^