27.4.11

ONE SHOT: UNA VEZ MÁS (JAEMIN)

^^
ES YAOI. SI NO TE GUSTA, NO LEAS.

JAEJOONG:

—Ha pasado tiempo desde la última vez que nos vimos ¿cierto? —preguntaste con una sonrisa pequeña en tu boca.

Me quedé quieto mientras sentía que el viento desordenaba mi cabello, lo mecía y lo deshacía al igual que al tuyo. Las risas de la florista y la de las otras personas a nuestro alrededor fueron bajando su intensidad hasta desdibujarse en el espacio y el tiempo. Me quedé atrapado en la visión de tus ojos y de esa muequita alegre que coronaba tus labios.

¿Es que hiciste algo en mi ausencia? ¿Era… era tu corazón dueño de alguien más?


Avanzaste hacia mí con tus casi firmes pasos. Creo que titubeaste un par de veces, pero yo sólo agaché la mirada hacia mis zapatos. Mi camisa también se agitaba por el viento, acariciaba mi cuerpo de modo extraño. Se elevaba, ondeaba encima de mí. El sol caliente se iba esfumando poco a poco, sólo mis ojos, tirados en alguna parte del piso, estaban quietos, esperando que cruzaras su barrera para poder mirar al menos tus pasos negros.

Pero no avanzaste lo suficiente, así que no pude verte más. Tu mano se adelantó un poco, pero también se quedó suspendida en el aire.

—Veo que estás ocupado… fue un gusto verte… Espero que…

Te ibas. Así, tan rápido y misterioso como llegaste volvías a marcharte de mi presencia. Porque aunque yo te busqué, parecía que eras tú quién me encontró. En tan sólo un segundo, cada uno de mis antiguos sentimientos ya estaban inundando mis ojos, mi garganta, mi ser. Quería gritar, tomar tu mano decir mil frases,… pero, nada salió de mí.

—Hasta otra…

No había dolor en tu voz, al menos no como el de la última vez… cuando te dejé. No. Nada. Ni rastro de mí en tus ojos… ¿Por qué? ¿Por qué tuve que dejarte? ¿Por qué? Me duele… no sabes cuánto sufrí… cuánto tuve que morderme la lengua para fingirme frío ante tu dolor… cuánto me quemó eso por dentro… cuán destruido quedé por tu ausencia. ¡Quería morir! Pero hasta eso estaba negado para mí.

—¡Espera!

De soslayo fijaste miraste y yo avancé tan lento porque mi fuerza y mi valor se esfumaban con cada pasito, cada diminuto avance me dejaba en la más absoluta desesperación… Corrí hasta ti y me quedé a un paso de distancia. Mis manos también se congelaron el aire en cuanto traté de tocarte. ¿Quién era yo para pedirte amor de nuevo? ¿y si me habías olvidado? ¿No era eso lo esperable y lo que pedí tantas veces para que sanaras tu corazón? Entonces… ¿por qué… quiero regresarte al infierno de mis dudas?

—¿Qué sucede?

Todo. Eso sucede. Pero tú no tienes por qué enterarte ¿cierto? Tú debes seguir tu vida. Yo sólo seré un recuerdo que borrarás de tu memoria. Algo que ni siquiera contarás a alguien porque simplemente, con el tiempo, se volverá algo completamente absurdo.

—Nada… Yo… creí que… Nada, nada…

Un breve suspiro se escapó de tus labios. Una sonrisa llena de tristeza y una lagrimita que resbaló por tu mejilla.

—Por un momento… tan sólo por un breve momento… creí…

Tu voz también sonaba lastimada. ¿Es que tú...?

*********************

CHANGMIN:

Había prometido no decirlo, enterrarlo, hundirlo para siempre en mi memoria, olvidar todo. Parece sencillo, o al menos eso fue lo que yo creí que sería… pero no. Está aquí, con cada intento no hace más que pegarse más y más a mí, se incrusta, me lastima con sus púas… Parece triste todo por mí, por mis lágrimas. O tal vez es simplemente que hasta el cielo me ignora llenándose de nubes grises para apartarme de tu belleza.

No me miras, tanto amor prometido y ni siquiera eso puedes hacer por mí. Tus manos se ocultan en los bolsillos de tu pantalón. ¿Al menos por ser la última vez puedes engañarme? Para al menos fingir… ya no se qué. Sólo… sólo dime que me amas… aunque… no sea cierto.

Miénteme, por favor…

—Ha pasado tiempo desde la última vez que nos vimos ¿cierto? —Mi voz suena algo hueca. Mis cuerdas no son más mías.

Justo ahora la esperanza ha renacido en mi pecho cuando tu voz voló entre ambos y trató de detenerme, cuando te escuché correr hacia mí, cuando tu mano al fin abandonó el fondo de tu bolsillo para intentar, sin éxito, acercarse a mí. Sin embargo, solo pude sonreír derrotado cuando tu «Nada…» llegó hasta mis oídos y pisoteó una vez más mi corazón.

Por un momento… tan sólo por un breve momento… creí… —susurré y me di vuelta para correr lejos de ti, para fingir que trataba de olvidarte.

—Yo sé que… —te escucho decir— no tengo derecho de pedirte nada. Yo lo sé. Después de dejarte… debes odiarme, pero… quiero que sepas que lo he pagado con mucho dolor. Sé que no debería decir esto, pero justo ahora mi alma está sufriendo en silencio —y mientras lo dices tu voz se corta y tus ojos empiezan a enturbiarse— porque yo…

Un grito. Mi grito. Un «basta» que te dejó con los ojos muy abiertos.

—No entiendo a qué has venido —vuelvo a escucharme, pero sigo sin reconocer mi propia voz.

Mi corazón, yo, en mi jaula, me negué a saber más del mundo cuando me abandonaste, me encerré, yo mismo me emparedé. El aire nunca llegó hasta mí y así morí porque mi aire eras tú, quedé completamente roto por ti, lloré en silencio. A veces gritaba fuertemente hasta desgarrarme las cuerdas, pero ni siquiera eso consiguió que volvieras, nunca lo hiciste… y yo… terminé por rendirme. Afuera de mi jaula, un yo robotizado se encargaba de hacerme «vivir» para los ojos del mundo. Incluso a veces sonreía, pero ya no había vida en mis ojos.

Fue tu voz la que me despertó. Aún tus ojos al rehuirme, esos ojos que iluminan mis heridas supurantes, mi terrible estado y aun así… después de dejarme así… yo…

—¡Habla de una vez, Jaejoong-ah! Tengo cosas que hacer —mentira.
—¿Ya… no soy… tu hyung? —balbuceas con una voz rota.

¡No quiero pensar!
¡No quiero ni siquiera trata de entender qué quieres decirme!


—¿Quieres… que te llame… hyung? No entiendo cuál es la diferencia…., hyung.

Tus puños se han apretado en demasía. No controlo mi cuerpo, ahora muero por preguntarte, muero por saber.

—Me he arrepentido mil veces de dejarte. Y eso vine a decirte, vine a decirte… que todavía eres el único en mi corazón… Yo te busqué… porque… aún te amo.

Ahora yo también estoy llorando. Inclinaste la cabeza a modo de despedida y trataste de irte, pero yo tomé tu mano y te jalé tan fuerte que terminaste por dar a mis brazos. Estoy temblando, porque tengo miedo… tengo tanto miedo de que sea un sueño, tengo miedo de que te vayas otra vez. Mi imaginación me ha mostrado una vez más la escena de tu huida y yo he apretado los párpados para no verla.

—Esta vez… —susurraste como suponiendo mis miedos o tal vez era que tú siempre leíste mi corazón porque te pertenecía— será para siempre.

Tu voz era suave y tus lágrimas calmaban a las mías. Tus labios reconocieron el camino hacia los míos y los acariciaron con ternura y desesperación. Hay quien dice que los besos son dulces y yo digo que es cierto. Para mí, la dulzura sabe a ti. Aunque también tienes un dejo amargo.

Sólo tú siempre… Siempre…


GRACIASSSS

8 comentarios:

  1. >.< lo adore! Un escalofrio me recorrio la espalda cuando termine, auu muy lindo

    ResponderEliminar
  2. es muy bonito y me encanto aunque el comienzo es muy triste ^^
    graicas estuvo super linda

    ResponderEliminar
  3. que hermoso escribes,waaaa lo adore

    ResponderEliminar
  4. El Jaemin es un bálsamo para mi alma y me gusta como lo escribes mucho pero mucho. La persona que escribía los lemons lo hacìa muy bien ojalà alguien se anime. Quiero leer "Corazón prestado" con todo y lemon T____T...porque esa historia la lloré de veras. *w* Estuvo hermoso. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. kyaaaaaaaa!!!!
    como no me di cuenta q habia un nuevo fic!! TT_TT

    Me ha encantado, es muy lindo y triste tbn
    me gusta mucho como escribes, ya extrañaba un jaemin jejejeje
    ojala escribas mas y gracias x compartirlo
    n_n

    ResponderEliminar
  6. que hermoso escribes,waaaa lo adore

    ResponderEliminar
  7. waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa T.T.... lo amé XDDD... esta hemoso!!!! *o*
    como Jaejoong oppa así de hermoso xDDD... que lindo.. cuando el amor que era sufrido al fin es correspondido n.n ahhhhhhhhhhhhhhhhhh que bello n.n

    ResponderEliminar
  8. Muero!
    es tan genial!!
    amo el Jaemin y este me cautivo!!

    ResponderEliminar